CUMPLIMOS CON: Una ciudadanía políticamente activa. 

En la última socialización de la encuesta de satisfacción ciudadana del observatorio de ciudad, Barranquilla, ¿Cómo vamos?, una de los mayores retos a superar en el Distrito estaba encaminado hacia la participación ciudadana, el estudio arrojó que aproximadamente el 80% de la población encuestada no participaba, lo que definitivamente ponía en jaque el significado mismo de la democracia. Sin embargo desfallecer en los esfuerzos por consolidar un nuevo modelo de Estado, más libre, parece ser una tarea que aún está pendiente de nuestras acciones de intervención, es por ello que en cuatro años de gestión en el concejo, decidimos apostarle a un eje estratégico que denominamos “Barranquilla más participativa”, porque indiscutiblemente el éxito de una sociedad, está en reconocer como dice Gerd Leonchard tres cosas fundamentales: el planeta, la prosperidad y por supuesto la gente.

El concejo de Barranquilla no solo me permitió trabajar por impulsar proyectos de acuerdo, proposiciones y controles políticos que afianzaran un modelo de competitividad y bienestar ambiental como lo he comentado en anteriores blogs, sino también me enseñó que todo gran cargo viene con grandes responsabilidades, y de ello que hoy puedo decirles a los ciudadanos de Barranquilla que depositaron su voto de confianza en mí, a los que no, a los que no lo intentaron y a los que fallaron en el intento, que hemos cumplido, pero en este eje en específico, con muchas luchas que contar pero sobre todo con la convicción de que la acción política debe llevar siempre al frente el altruismo de poder alcanzar aquellas cosas que son poco probables y a veces parecen hasta imposibles. Así que a través de este blog me permitiré contarles la mejor de las historias de estos cuatro años, la historia de Todos, la historia de una ciudadanía incidente y propositiva. 

Cumplimos con un concejo para la gente, desde el primer momento que llegamos a las sesiones cuidando el patrimonio de cada uno de ustedes, es por eso que le apostamos a desarrollar el primer código de ética del concejo Distrital, adicional a ello presentamos una proposición por la cual instábamos a los barranquilleros a que participaran en convocatorias abiertas de proyectos innovadores para hacer del carnaval de Barranquilla un evento de talla nacional e internacional, le apostamos a llevar el concejo a los lugares específicos en donde se desarrollaban los problemas de ciudad a través de herramientas tales como los concejos descentralizados como los realizados en Mallorquín y en la incubadora empresarial Macondo Lab. Construimos un proyecto de acuerdo por el cual se autorizaba el sistema de participación ciudadana en las localidades de Barranquilla. 

Lo que nos llevó a la segunda parte de esta historia, ¿cómo hacíamos para generar confianza en la ciudadanía?, ¿cómo hacíamos para romper con el imaginario colectivo del Distrito de que la política era lesiva para sus intereses como sociedad?,  lo primero, era activar la participación de cada uno de ellos, en tres escenarios, la participación natural solo por el hecho de vivir en la ciudad: para ello hicimos parte del desarrollo de 11 cabildos abierto y descentralizados para debatir el plan distrital de desarrollo “Barranquilla Capital de Vida”, logrando obtener 3.652 propuestas y más de 1800 intervenciones en redes sociales, ideamos el primer encuentro Latinoamericano de juventudes, el I Encuentro de jóvenes de Juan Mina con el lema: Activando la participación juvenil de los corregimientos del distrito. Creamos la Escuela de gobernanza con el concurso de aliados académicos para la formación de líderes de ciudad, apoyamos la estrategia SOMOS COLOMBIA, con el colectivo de jóvenes Activistas Entre Todos, en ese momento voluntarios de la Fundación Entre Todos, y escenarios naturales de la acción social como los Beers And Politics en asocio con Centro de Pensamiento Caribe, el ciclo de eventos El Bordillo de todos, el evento El Reto de Todos para promover la política a través de la cultura y el deporte y por supuesto la estrategia de formación en valores cívicos Tico, El Buen ciudadano. 

A pesar de que el camino recorrido representaba para nosotros momentos emocionantes y algunos de amplia tensión, sabíamos que debíamos impactar en otro de los esquemas de formación de la ciudadanía, La Academia, y la desarrollamos en torno a la apuesta de generar y participar en debates de ciudad, en total fueron más de 88 eventos a los que asistimos y creamos, espacios tales como el Foro Los Jóvenes inciden en el plan distrital de desarrollo, Diálogos de planeación regional con el DNP, Foro de presupuesto participativo juvenil del Distrito de Barranquilla, participamos del segundo diálogo nacional de Juventud en el 2016, hicimos el primer Foro de descentralización en el plan de desarrollo con Ediles, el Foro Mallorquín Entre Todos como una apuesta de sensibilización, asistimos al Congreso Nacional de concejales por la paz, a Foros de promoción al uso de los presupuestos participativos en grandes ciudades, al I Congreso Suramericano de gobernanza, y conversatorios como la Cátedra Barranquilla con la ponencia “Liderar para transformar”, hicimos conjunto a la fundación Entre Todos y CPC más de 25 Foros de ciudad que iban dirigidos desde los estudiantes de bachillerato y media vocacional, hasta  el pescador adulto mayor y la importancia de los saberes populares en la planificación del territorio. En esta dinámica viajamos hasta México a representar a Colombia en la Cumbre mundial de comunicación política con nuestra experiencia APP Mi concejal, una aplicación diseñada para promover la democracia digital y la transparencia pública como un principio fundamental de la nueva política latinoamericana. 

Realizamos mesas descentralizadas de trabajo en cada una de las localidades que nos permitió recoger insumos para comprender los retos de la ciudad, pero más importante aún, la visión de la ciudadanía para lograr superarlos, eso nos llevó a trabar de la mano con el fortalecimiento del sistema de participación de la ciudadanía Colombiana, un esquema de seguimiento a las juntas administradoras locales para la armonización de trabajo en la implementación de los fondos de desarrollo local, un encuentro de Ediles, alcaldes menores, concejales, académicos en la Universidad Sergio Arboleda en Santa Marta; el desarrollo del diplomado “Gestión de la acción Comunal” y el acompañamiento de las juntas de acción comunal y organizaciones sociales en el proceso de búsqueda de fondos alternativos de desarrollo tales como convocatorias nacionales y de cooperación internacional. 

Sí, lo sé, parece que esto no son funciones de un concejal, pero es importante comprender que no todo es asunto público y de lo público no todo se convierte en política, y actualmente la participación ciudadana se está tratando como un asunto público que se puede atender solamente y únicamente por el gobierno, y ello es una causa principal de nuestras crisis, es por ello que transformar su manera de pensar y participar es una acción más profesional, que política, pero igualmente válida. 

La transparencia pública también ha sido una de mis mayores pasiones, construir confianza en la ciudadanía se basa en poder decir la verdad abiertamente, porque como es bien sabido “La verdad nos hace libres”, pero eso no nos exime de sentirnos desdichados, y esa desdicha puede crecer cuando no tenemos ningún tipo de pautas para confiar, pero si no fuera así, si le contáramos a los ciudadanos que hacemos todo el tiempo, así no seamos ordenadores del gasto, a eso me he dedicado.

Le cumplí en última medida a los ciudadanos, porque siempre estuvieron informados de cada paso que dábamos, a través de cabildos abiertos virtuales a través de la plataforma HangOut, El programa radial La Voz de Todos, que hoy pasó a nuestra propia plataforma digital de comunicaciones, Sistema de comunicación social Entre Todos; hemos realizado más de 54 programas “TE ESCUCHO” a través de mis redes sociales en Facebook e Instagram, más de 1000 visitas a las casas de los Barranquilleros a través de la estrategia Oficinas Itinerantes, 36 Blogs con temas de amplio debate de ciudad, “TE ESCUCHO” a la calle, y lo más significativo, 6 rendiciones de cuentas al finalizar cada periodo de sesiones ordinarias, y ahora, el próximo 15 de agosto, cerraré estos cuatro años contándoles abiertamente la clausura de este proceso general de rendición que hemos denominado “Entre Todos Cumplimos” y que dará tránsito a una nueva visión, una en donde Barranquilla no sea el epicentro de desarrollo sino el dinamizador de un nuevo futuro pujante para toda un área Metropolitana, una visión en donde hablar de sostenibilidad no sea el futuro sino el presente, una visión en donde la ciudadanía tenga claro que hoy, en la ciudad en la que estamos, en la ciudad en donde pienso volver a ser un servidor con funciones de político PIENSE EN GLOBAL PARA ACTUAR EN LOCAL. Bienvenidos a nuestro nuevo presente, ¡Barranquilla con visión Metropolitana!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buy now